Articles Tagged ‘Agua de Vida - esfuerzo y perseverancia’

Compromiso cristiano: Una carrera de maratón

La carrera cristiana¿Cómo será su vida cristiana dentro de 10 años?

 Algunos estarán sirviendo al  Señor con gozo y poder, disfrutando de su provisión  mientras para otros será una tragedia, habrán perdido su amor  y celo ardiente por Jesucristo, no porque inicialmente lo desearon  sino porque organizaron sus vidas conforme al plan del mundo.

 

 

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.

 

Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,

 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.”  1 Corintios 9:24-27

 

Toma aliento

Toma aliento

 

“Esforzaos todos vosotros, los que esperáis en Jehová, y tome aliento vuestro corazón.” Salmos 31:24

 

 

 

Tarde que temprano,  todos necesitamos una palabra de ánimo y aliento;  no importa cuán fuerte, dedicado,  profundo en su vida espiritual sea usted,  en algún momento  sus fuerzas pueden llegar a decaer y su esperanza a nublarse.

El Espíritu Santo me motivo en esta mañana a escribirle que:  Dios tiene su vida en sus manos, que aún sus derrotas y sus pérdidas son  valiosas para Dios.    No escuche las voces que le dicen que Dios no es fiel, que es indolente, que da lo mismo hacer su voluntad que deslizarse tras el pecado y la rebeldía.

Su presente es muy importante para los planes de Dios,   sus lágrimas, su fe y los tiempos de espera no serán echados en saco roto; si la alegría se ha marchado de su rostro  quiero que tome ánimo en el Señor, descanse en sus fuerzas. 

Tomaré ese monte

Monte Everest“Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.

Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.

 Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quizá Jehová estará conmigo, y los echaré, como Jehová ha dicho.”  Josué  14:10-12

 

Un anciano de 85 años le pide a su líder Josué que le permita  ver cumplida la promesa que el Señor le hizo. Él le recuerda a su líder que  45 años atrás él divisó la tierra prometida  y recibió una palabra de Dios de que ese lugar sería para su  pueblo.