Caminando hacia la conquista

Visto: 4986

 

La tierra a la cual pasáis  para tomarla es tierra de montes y de vegas, que bebe las aguas de las lluvias del cielo;

Tierra de la cual Jehová tu Dios cuida; siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin.

Si obedecieres cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma,

Yo daré la lluvia de vuestra tierra en su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite.

Daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás y te saciarás”      Deuteronomio 11: 11-15

 

Cada vez que termina un año y por la misericordia de Dios iniciamos otro es bueno realizar un balance de lo realizado durante este tiempo  y volver a organizar nuestros propósitos para seguir el camino que debemos recorrer.

Esta año Dios nos está retando a que continuemos nuestro camino pero que en la medida que avancemos conquistemos nuevos territorios, pueden ser territorios nuevos o territorios que de pronto por situaciones distintas perdimos, Él nos promete un territorio fructífero con gran vegetación, que posee abundancia, del cual Él está haciendo parte y cuida con sus ojos.

 

Cuando enfrentamos nuevos retos muchas veces nos atemorizamos porque desconocemos lo que va a venir pero debemos aprender a confiar en lo que Dios nos ha prometido si Él nos dice que avancemos debemos hacerlo para no quedarnos estancados y ver el favor del Señor en nuestra vida.

En los versículos citados anteriormente Dios nos da un orden para poder seguir:

1-Expectativa: Cuando Dios quiere dar algo nuevo lo da por pasos y nos prepara anímica, emocional, física y espiritualmente para poder seguir, nos llena de fe, en este versículo nos habla d e un lugar prospero, de bendición, un lugar que todos soñamos que con solo leer los versos nos podemos trasladar a ese sitio y nos llena de paz y seguridad. ¿Qué expectativas tienes para este año?

 

2-Obediencia cuidadosa de sus mandamientos:

Debemos tener cuidado con la obediencia no se debe volver algo impuesto sino en mi vida debe ser agradable obedecer a Dios, demostrarle que lo amo, que soy fiel, sometido a su voluntad, consagrado, que poseo sentido de pertenencia; cuando obedezco a Dios me siento parte de la familia de Él.

 

3-Amor a Jehová nuestro Dios: Es el reconocimiento diario que yo hago por todo lo que Dios Leer Palabra de Dioses para mí, es gratitud, es no querer alejarme de él, reconocer diariamente que él me amó primero y se sacrifico por mi sin yo merecerlo.

4-Servicio con todo el corazón y el alma:

El servicio es mi compromiso con Dios, es brindar mi vida, mis esfuerzos, mis anhelos, mis dones y colocarlos a su disposición para que él los use sin esperar nada a cambio, cuando sirvo de corazón me siento pleno, siento que lo que hago produce felicidad a mi vida, le da sentido.

¿Quieres ver nuevos retos en tu vida? , ¿Quieres que Dios vaya contigo en este año? Asume una posición de guerrero, aumenta tu fe, obedece, ama a Dios y sírvele con disposición y el te dará la victoria y poseerás eso que Dios te ha mostrado llámese familia, estudio, casa, ministerio, integridad, trabajo, salud……

Fabiola Vargas

Ministerio Agua de Vida