Como olivas machacadas

Visto: 924

“El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”  Isaías 40:29

 

 

Hace más de un año sufrí el golpe más duro de mí vida y de la vida de mi familia. La muerte de nuestro amado hijo llegó como un hecho inesperado, un hecho que cambiaría nuestras vidas para siempre. En estas cortas líneas quiero compartir con ustedes algo de lo que Dios me ha estado enseñando en este gran proceso.

Dios es soberano y en medio de su soberanía actúa como Él quiere sin pedir permiso a nadie y muchas veces sin dar explicaciones, por eso es Dios. Este es uno de sus atributos que muchas veces desconocemos.

En medio del dolor ¿Qué ha hecho el Señor por mí?; levantarme cada mañana con su amor, abrazarme y susurrarme al oído y con palabras dulces decirme: “No temas yo estoy aquí, aquí está papá, vuelve a creer”

¿Por qué le cuento esto?; no para que sienta lastima por mí, se lo cuento para que hoy usted y yo cobremos aliento y no desmayemos.

A pesar del dolor y la tristeza ocasionada por la ausencia de mi hijo, Dios cada día me levanta para que yo sea ese soporte para mi esposo, mi otro hijo y mi nieto; si yo decaigo, ellos se rinden, pero si me ven fortalecida se animan.

DIOS TRABAJA EN TI CADA DÍA:

Lo primero que Dios ha hecho es restaurar la confianza en mí y en Él, a pesar de que tengo muchos años de conocerlo el golpe fue tan devastador que quedé en el piso y sin aliento para continuar; pero ahí es cuando mi hermoso Padre comienza su proceso “No temas yo estoy aquí, aquí está papá, vuelve a creer”

 

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo” Isaías 41:10, 13

 

 

DEBO ENTENDER SU PROPÓSITO:

Después de sufrir está perdida no es fácil asimilar el propósito de Dios, pero cada día a través de su amor, Él calma el dolor y hace que vea las cosas diferentes, hay cosas que solo le pertenecen a Él pero lo que le puedo compartir es que Dios tiene todo bajo su control y sus planes siempre serán perfectos

 

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” Jeremías 29:11

 

 

ES NECESARIO IR A GETSEMANÍ:

Lo más duro fue enterrar a mi hijo, decirle hasta pronto siendo solo un jovencito de 15 años, fue aceptar la voluntad de Dios, sin renegar, agachar la cabeza y someterme a su decisión; pero a pesar del dolor, el deseo de amar, honrar y servir a Dios sigue intacto.

 Getsemaní significa la prensa de aceite, allí las olivas son machacadas por el Espíritu Santo para sacar el mejor aceite, Levítico 24:1-4 Romanos 11:17

Fue en Getsemaní donde se le sacó hasta la última gota de sangre a aquel olivo natural: Jesucristo, quien dio lo mejor de Él en Getsemaní. Fue allí donde entregó su voluntad y así mismo su vida para ser crucificada después en el Gólgota. En realidad fue allí donde entregó su vida, cada vez que alguien rinde su voluntad está entregando su vida para adquirir la vida de Dios. Cada uno de nosotros tendrá su propio Getsemaní LUCAS 21:37

 

¿Quiere ser usado?  Si su respuesta es sí, entonces tiene que someter su voluntad a la de Él, usted será formado a martillo, a cada golpe que da el maestro sobre su vida está recibiendo fuerzas y autoridad para ser un obrero digno, Dios le va a llevar a la prensa de aceite y allí después de trabajar en su vida, se obtendrá el aceite puro de olivas machacadas que es su propia vida para servir a otros.

En medio del dolor párese firme, tome su cruz diariamente, la cruz no es sufrimiento, la cruz es fidelidad en medio del dolor, fue hasta que Jesús derramó la última gota y dijo “consumado es”, que el Padre lo exaltó hasta lo sumo y le dio todo el reconocimiento como su amado hijo.

Querida persona que lee este articulo hoy le ánimo a que tome fuerzas, no desmaye, no se rinda, muchos avanzan cuando usted avanza, vuelva a empezar, vuelva a creer, no hay dificultad que no tenga solución, lo único que no tiene solución es la muerte, pero él nos da la esperanza y la seguridad de que nos volveremos a encontrar con nuestros seres queridos pero sobre todo voy a encontrarme con él, mi amado JESÚS

 

“Jehová cumplirá su propósito en mí;>

 

Tu misericordia, oh Jehová, es para Siempre;

No desampares la obra de tus

Manos” Salmos 138: 8

 

Fabiola Vargas

 Agua de Vida

Tags: Dios fortalece mi corazon, ministerio agua de vida, encontrando esperanza en Dios, Comunidad Cristiana Agua de Vida Dios de esperanza Circunstancias que no entiendo Fabiola Vargas, profundo dolor olivas machacadas superando la pérdida de un hijo